Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Neuropatía diabética: lo que usted puede hacer al respecto

Neuropatía diabética: lo que usted puede hacer al respecto


A¿Qué es la neuropatía diabética?

La neuropatía diabética es un tipo de daño en los nervios que ocurre en las personas que tienen diabetes. Este daño disminuye dificulta la tarea de los nervios de ellos para transmitir mensajes al cerebro y a otras partes del cuerpo. Puede causar entumecimiento o sea falta de sensación o un hormigueo doloroso en partes del cuerpo. La neuropatía diabética puede afectar lo siguiente:

  • Fuerza y sensibilidad en distintas partes del cuerpo
  • La capacidad del corazón para continuar supliendo las necesidades del cuerpo
  • La habilidad de los intestinos para digerir los alimentos.
  • La habilidad de los hombres para alcanzar una erección.

¿Qué causa la neuropatía diabética?

El daño en los nervios ocurre en las personas que han tenido diabetes porque su nivel de azúcar es más alto que lo normal. Con el tiempo, los niveles de azúcar altos dañan los vasos sanguíneos y los nervios. Por eso es que las personas que no controlan (o no pueden controlar) sus niveles de azúcar muy bien parece ser que tienen más probabilidad de que les dé neuropatía diabética. Los hombres tienen neuropatía diabética más frecuentemente que las mujeres.

¿Qué puedo hacer yo para evitar la neuropatía diabética?

Lo más importante es controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Tome sus medicamentos tal como su médico le indicó, al pie de la letra. Coma una variedad de alimentos nutritivos y evite las comidas con mucha grasa y azúcar. Si tiene gordura, pregúntele a su médico como puede usted bajar de peso. Haga ejercicio lo más frecuentemente que le sea posible. Si usted no ha hecho ejercicio durante algún tiempo, o si tiene problemas de salud, hable con su médico antes de empezar un programa de ejercicios. Comience despacio y aumente hasta alcanzar 4 a 6 veces por semana durante 30 a 60 minutos cada vez.

¿Cómo puedo saber si yo tengo neuropatía diabética?

Si usted no siente los dedos del pie o sus pies, puede que tenga neuropatía diabética. Puede que note que las cortaduras y heridas en los pies no le duelan tanto como usted espera que le deben doler. Los siguientes también son síntomas de neuropatía diabética:

  • Dolor o una sensación de ardor en las piernas
  • Una sensación de mareo que hace que usted se caiga
  • Diarrea y estreñimiento
  • Los hombres no pueden lograr la erección

¿Que pasaría si los nervios en mis piernas y pies se dañaran?

Si la neuropatía diabética ha dañado los nervios en sus piernas y pies, puede que no sea capaz de sentir dolor en estas partes de su cuerpo. Esto es un problema puesto que el dolor puede ser una señal útil. Si usted pierde la sensación de los pies, puede herirse los pies y no saberlo. Además, se le pueden atrofiar los músculos (disminuir de tamaño) haciendo que tenga dificultad para caminar. La piel de sus pies puede rajarse y formar heridas. Si estas heridas empeoran y se infectan, puede tener que ir al hospital, o posiblemente le tengan que amputar (quitar)el pie. Puesto que la diabetes hace que las heridas sanen con más dificultad, es importante que usted se cuide bien los pies.

¿Qué puedo hacer para prevenir problemas con los pies por la neuropatía diabética?

Mantenga sus pies saludables siguiento los siguientes consejos:

  • Revise sus pies todos los días. Puede necesitar un espejo para revisar la parte inferior de los pies. A la primer seña de enrojecimiento, hinchazón, infección, dolor, entumecimiento o hormigueo en cualquier parte del pie llame a su médico.
  • Revise el interior de sus zapatos diariamente para ver si tiene piedrecitas pequeñas o partes descocidas dentro del zapato. Estas cosas pueden lastimar sus pies.
  • Nunca camine descalzo dentro de la casa ni afuera de ella.
  • Haga que su médico le revise los pies durante cada visita, por lo menos una vez al año, o en cualquier momento que usted note que algo anda mal.
  • Escoja zapatos adecuados. La causa más común de heridas en los pies son los zapatos nuevos, o zapatos que no le quedan bien. Compre zapatos que le queden bien y que le den el apoyo apropiado en el arco del pie. Escoja zapatos hechos de cuero suave. No deben quedarle ajustados en ningún lado. Para escoger los zapatos que le queden mejor, pruébeselos al final del día, cuando los pies están un poco hinchados. Si usted tuvo problemas anteriormente con zapatos que no le quedaban bien, es posible que quiera ir adonde un zapatero para que le hagan zapatos a su medida, o con puntera alta con bastante espacio para los dedos del pie.
  • Use medias blancas y revíselas cuando se las quite para ver si tienen manchas de sangre o de algún líquido que le haya salido de alguna herida.
  • Lávese los pies diariamente con agua tibia. Séqueselos bien, especialmente en el espacio entre los dedos. Use una toalla suave y seque con toques suaves; no se frote. Mantenga la piel de los pies suave aplicándose una crema o loción de lanolina, especialmente en los talones. Si sus pies le sudan con facilidad, trate de mantenerlos secos aplicándose polvos sin medicamento antes de ponerse los calcetines o las medias y los zapatos.

¿Cómo puedo aprender más?
Para mayor información, hable con su médico de familia. También podrá aprender más entrando en contacto con la American Diabetic Association (Asociación Americana para la Diabetes) en 800-342-2383 o visitando su página web en www.diabetes.org